febrero 2020

El día de tu boda es una jornada de fiesta, de principio a fin. Por eso, andas dándole vueltas a que sea algo original que sorprenda gratamente a tus invitados. Tanto si has optado por celebrarla en un espacio urbano o en una finca, puedes personalizarlo. Hay ideas y tendencias que te pueden orientar y que se inician en el momento en el que los convocados llegan al lugar. Sabes que los invitados valoran el espacio elegido para la celebración y la gastronomía, pero también el ambiente.

Un cocktail con un plus: música ‘vintage’

El photocall de boda es algo que triunfa en los últimos años, aunque no haya alfombra roja. Se puede tematizar con tendencias eco-friendly  (cajas de madera con cojines floreados para los que quieran posar sentados, arcos florales…). Pero, dado este paso, está bien recibir a los invitados con un cocktail acompañado por música de fondo. Eso sí, sin estruendos. Pueden ser melodías clásicas o, puestos a personalizar la celebración, por ejemplo, temas del Sonido de Philadelphia, que popularizó Barry White a finales de la década de los 70 y en la de los 80. Aunque seas joven, recordarás los compases que animan sin necesidad de bailar. También puedes seleccionar tu música favorita, siempre que sea ‘de fondo’ y no obstaculice la conversación.

La hora del banquete: luminosidad y flores naturales

Ya en las mesas de comida o cena –y con la cuidad selección gastronómica en los platos-, la luz debe ser protagonista. Si la boda se celebra durante el día y es bajo carpa, mejor que ésta sea de color muy claro. Si es en jardín, perfecto. Y si se celebra de noche, las guirnaldas de luces –cuantas más, mejor- deben alumbrar las mesas. Otro detalle importante es la decoración floral; naturalidad ante todo. Los jarrones en el centro de la mesa a veces dificultan la conversación. Por eso, los pétalos como centro de mesa y las cadenas de flores en los respaldos de las sillas con opciones estupendas.

Baile y despedida con regalo

Como a la llegada, en el momento del baile, y después del de los pasos nupciales, puedes personalizar la música: la de los 80 está en alza. Después, una idea es despedir a tus invitados con un pequeño bouquet. ¿A quién no le gusta llevarse un ramito de violetas (o de cualquier otra flor)?

Celebra tu boda con Catering Wedding Green

Contamos con los espacios perfectos para que personalices tu boda y sorprendas a tus invitados. Y también tenemos la experiencia y los servicios de calidad para que, a la par, queden sorprendidos con la gastronomía. Visita nuestra web y contacta con nosotros.